Consejos sobre los masajes eróticos

masajes eroticos

A menudo la gente piensa que los límites saludables son como paredes, pero los límites saludables en realidad son puentes que unen a las personas, ya que la intimidad surge cuando se respeten esos límites saludables. En este artículo os daremos los mejores consejos para disfrutar de los masajes eróticos.

Límites saludables a la hora de realizar masajes eróticos

Uno se siente seguro y está abierto a lo que puede venir después de recibir un masaje erótico. Los límites pueden cambiar, así que es importante un registro periódicamente para ver cómo te sientes, ya que si ves que tu pareja se ha excedido y ha sobrepasado  tu límite, es mejor decírselo, así que no esperes a que lea tu mente.

Consejos a la hora de dar un masaje erótico

Decidir quién va a dar y que persona recibirá el masaje es algo muy importante aunque no lo parezca, ya que hay que invitar al receptor a ponerse boca abajo en una camilla de masaje, sillón o toalla en el suelo.

Una manera de sintonizar con la persona que va a recibir el masaje es respirando con ella durante unos minutos, para después comenzar a despertar su piel acariciándola ligeramente con plumas, pelo o con la punta de los dedos.

Cuando estés listo, cubre su cuerpo con aceite caliente, pero ojo, no hirviendo y empieza a realizar suaves movimientos al masajear, largos y lentos, ya que tú estás realizando un tipo de masaje erótico que van más allá de la superficie del cuerpo, digamos que es algo místico.

Estáis conectando vuestros cuerpos a múltiples niveles, así que realiza respiraciones profundas, haz sonidos y mueve tu cuerpo. Esto permite que la energía fluya para despertar, arrastrar y soltarla después.

Utiliza diferentes partes de tu cuerpo, tu cabello, brazos y pecho, para dar masajes a tu pareja. Sé juguetón, curioso y creativo.

Cuando vayas por la mitad del masaje, invita al receptor a darse la vuelta. Masajea la parte delantera de su cuerpo con aceite caliente, usando movimientos largos. Prueba también a utilizar sonidos como, Ahh, Yumm u OMM, ya que este tipo de sonidos harán que tú y tu pareja lleguéis al clímax total.

Cuando os encontréis ambos listos, puedes empezar a explorar sus genitales, como si realizases un masaje tántrico, masajeando la vagina o el Yoni de tu pareja lentamente y realizando círculos muy pequeños. Y en caso contrario, si la persona que recibe el masaje erótico es un hombre, masajearemos sus genitales o «Vajra», que significa «rayo».

Comienza a masajear el exterior de sus genitales con aceite, yendo muy suave y despacito, dándole tiempo a liberar cualquier tensión que haya en la zona.

masaje erotico¿Existe algún truco a la hora de realizar un masaje erótico?

La respuesta es SI, tan solo tienes que escuchar a tu cuerpo, observar cómo responde tu pareja a los estímulos recibidos y después de eso, dejarte llevar, disfrutar de los juegos previos antes de ir directamente, como se suele decir, al grano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *