Cómo conseguir financiación alternativa para tu promoción inmobiliaria

Encontrar la financiación necesaria para llevar a cabo una promoción inmobiliaria, consiste en una operación que se puede realizar tanto mediante la banca tradicional, como a través de la financiación alternativa.

En este sentido es apropiado señalar, que la financiación alternativa ha estado funcionando en el sector inmobiliario ofreciendo a los promotores la posibilidad de conseguir el dinero que necesitan para poder ejecutar sus proyectos, ya sea que estén por comenzarlos, o que necesiten terminarlos.

¿En qué consiste la financiación alternativa?

La financiación alternativa consiste en esa que suele ser otorgada a través de los servicios de empresas fintech, las cuales hacen uso de las nuevas tecnologías para aplicarlas en el ámbito financiero.

Así, de forma genérica y cuando se aplica el término “alternativa”, se hace referencia a las fuentes de financiación independientes, tanto de las instituciones bancarias como de los mercados tradicionales.

Maneras de obtener financiación para tu promoción inmobiliaria

Esta financiación normalmente cuenta con distintas alternativas a las cuales puedes recurrir al necesitar dinero para tu promoción inmobiliaria, por ejemplo, las señaladas a continuación:

1.      Fondos de inversión de deuda

Suelen caracterizarse por tener condiciones de préstamo más flexibles que la banca tradicional, debido a que exigen menos nivel de preventas y además suelen financiar tanto la adquisición del suelo como las financiaciones más caras, debido a que están dispuestos a asumir un mayor riesgo, de modo que la rentabilidad de los promotores suele ser menor.

2.      Préstamos puente

Esta clase de préstamos está especialmente destinado a ofrecer una financiación que busque cubrir alguna necesidad inmediata, por ejemplo, la adquisición del suelo, y se distingue por ser de carácter temporal.

Por lo general, se recurre a esta alternativa antes de conseguir un crédito promotor, con el propósito de comprar el terreno, y cubrir cada uno de los permisos que se requieren para poder comenzar el proyecto.

Comúnmente tienen un plazo de devolución corto, y deben pagarse junto al préstamo promotor o al momento de vender la promoción; además, poseen un alto importe financiero.

3.      Crowdlending

Consiste en un modo participativo donde un grupo de inversores se encargan de prestar capital mediante una determinada plataforma, con el fin de que los promotores puedan realizar sus proyectos, y a cambio exigen ciertos intereses.

Existen dos clases de inversores, la primera son los acreditados que podrían llegar a invertir alrededor de 5 millones de euros, y la segunda son los no acreditados quienes suelen tener un límite de inversión aproximado de unos 3.000 euros por proyecto, y/o de 10.000 euros por plataforma. Este tipo de financiación permite conseguir los fondos sin tener que haber comenzado antes la promoción.

4.      Crowfunding inmobiliario

Se trata de una alternativa más flexible en comparación con los préstamos otorgados por la banca tradicional, y ofrece mayores posibilidades.

El crowfunding inmobiliario suele financiar proyectos que requieren una menor cantidad de dinero que el importe mínimo solicitado por este tipo de fondos, debido a que tanto por eficiencia como por política de riesgos, únicamente se consideran operaciones de importes de cierta consideración.

5.      Préstamos mezzanine

Se usan con el fin de complementar la deuda, y cubrir un importe que las entidades bancarias no suelen financiar. Asimismo, se emplean con el propósito de disminuir la participación de socios dentro del proyecto, ayudando así a reducir los riesgos.

6.      Capital privado

Otra opción para la financiación alternativa para promotores inmobiliarios para conseguir financiación para tu promoción inmobiliaria consiste en recurrir al capital privado, esta opción esta especialmente dirigida a empresas de un tamaño determinado las cuales no disponen de la profesionalización que se requiere, lo cual ofrece a los inversores la posibilidad de participar activamente dentro del control del proyecto, interviniendo en la toma de decisiones ejecutivas.

7.      Business angel (Inversor angelical)

Del mismo modo que ocurre en el caso del capital privado, dentro de las primeras fases de un proyecto inmobiliario el business angel se presenta como una opción de financiación alternativa que permite acceder a los recursos necesarios, pero también ofrece conocimientos, experiencia y contactos por parte de sus inversores, lo cual implica un mayor nivel de compromiso dentro de la promoción.

Beneficios de la financiación alternativa para promotores

Para terminar es importante que sepas cuáles son las ventajas que la financiación alternativa puede ofrecerle a tu promoción inmobiliaria, por lo que te las indicamos a continuación:

Posibilidad de cubrir los primeros gastos del proyecto

Mediante este tipo de financiación podrás cubrir la adquisición del terreno para la promoción, al igual que la comercialización de los inmuebles, e incluso el pago de los permisos y licencias correspondientes.

Posibilidad de pagar algún sobrecoste en el proyecto

En muchos casos, los proyectos de promoción inmobiliaria podrían tener algún sobrecoste como consecuencia de posibles retrasos o imprevistos. Afortunadamente, la financiación alternativa te permite cubrir esos gastos, y seguir con tu promoción sin problemas.

Agilidad en la concesión de préstamos

La financiación alternativa normalmente es más ágil y rápida al momento de dar respuesta a las solicitudes de los promotores, por lo que acudir a ella en determinados momentos de tu promoción, te permitirá conseguir el importe necesario en poco tiempo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.