Datos curiosos de los masajes tantra

masajes tantra

Un aspecto que marca la diferencia en una pareja, es la comunicación y esto es vital para que sea duradera. La comunicación debe aplicarse en todos los aspectos, incluyendo el relacionado a la vida sexual, o juegos sexuales entre parejas, desde besos y caricias hasta masajes tantra.

Conecta con tu pareja a través del masaje tantra

No sientas el temor de comentar con tu pareja tus fantasías y deseos durante el acto sexual, porque este detalle puede marcar una diferencia en su vida juntos. Es momento de eliminar el tabú que existe con respecto al sexo, pues muchos son los estudios que aseguran que el sexo es saludable tanto para la mujer como para el hombre en igual proporción.

Hay una técnica que surgió hace miles de años, que es aplicada con mayor fuerza en la actualidad. Su nombre es masaje tantra, cuya práctica tiene la capacidad de mejorar crecientemente tus encuentros sexuales. Permite crear una conexión entre dos y, no necesariamente debes hacerlos tú.

Técnica del masaje tántrico o tantra

masajes tantricosAsí es, este es el primer dato curioso, los masajes tántricos pueden ser realizados tanto por tu pareja como por un especialista en esta área. Si es de tu agrado, tienes la opción de acudir a un centro donde un masajista tántrico sea el que te los realice pues tiene mayor conocimiento en este campo.

Igualmente, tienes la opción de aprender a hacerlos por ti mismo para que los hagas sólo en compañía de tu pareja y lo lleves a otro nivel de excitación. No es un masaje común que se enfocada en preparar a la persona para el sexo; todo lo contrario, busca activar todos los sentidos a través del tacto.

Tal como te lo dijimos, debes hacer uso del tacto para que realmente la técnica funcione. Sin embargo, antes de llegar al tacto lo ideal es que estimules los demás sentidos con la utilización de herramientas eróticas como las esencias aromáticas y objetos como las plumas.

Una vez que la atmósfera esté preparada adecuadamente, con todos los elementos que consideres necesarios para el momento, procede a jugar con tu pareja, susúrrale tus deseos y todos los efectos que provoca en ti y verás, que a través de la estimulación de su oído experimentará nuevas sensaciones.

Después de eso, debes descubrir con calma cuáles son las zonas con mayor sensibilidad en el cuerpo de tu pareja pero te recomendamos que no lo hagas con el tacto, pues el simple roce de la nariz basta.

Recuerda que en última instancia, debes recurrir al tacto, el procedimiento previo es la clave.

Cuando ya identifiques las zonas erógenas de tu pareja, puedes proceder a acariciarlas con tus dedos, lentamente y con suavidad. Luego, incrementa la velocidad de acuerdo a las reacciones que percibas del otro con cada zona que toques.

No tengas miedo de preguntarle qué es lo que más le gusta, porque esto te ayudará a que esa persona disfrute mucho más de los masajes que le estás aplicando. Posterior a eso y después de que lograste elevar la excitación de la misma, ambos pueden culminar el acto mediante el sexo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *